domingo, 17 de enero de 2021

NUEVA

ENCICLOPEDIA VERSIFICADA 

DEL 

CANTE FLAMENCO

por

Felipe Lara



   Dos acontecimientos me pusieron en contacto con Felipe Lara hace una veintena de años, más o menos:

  •       El amigo Manolo, poseedor de un inestimable fondo flamenco, me dejo un EP  de vinilo de 45 rpm de Felipe Lara “El Extremeño” del que no había tenido conocimiento hasta entonces.
  •          Conrado Medina en su programa de radio “Oído al Cante” emitió un reportaje dedicado a Felipe Lara en el que destacaba su gran producción poética, su cante, sus andanzas organizando espectáculos para promoción de nuevos valores, sus trabajos como locutor y director de programas radiofónicos, etc… En este programa, Felipe, dice que a pesar de toda su obra le gusta ser reconocido como “trabajador del arte y la cultura”.

   Ambos hechos hicieron que publicara en mi blog una primera entrada sobre este cantaor del que como ya he dicho no había tenido noticias hasta entonces. Puedes consultarla AQUI - FELIPE LARA

   Así surge una reciproca colaboración que se convierte en amistad, admiración y profundo respeto y agradecimiento.

   Hace unos días, Felipe Lara, me sorprende, una vez más, enviándome la maqueta de un libro que va a publicar junto a una declaración de intenciones sobre futuras obras que rondan por su mente y me pide que se lo comente y a ello voy.

 




   El título que figura en el ejemplar recibido es el siguiente:

Nuevas letras para cantes originales del flamenco

   No tengo nada en contra de dicho título; pero repasado su contenido, yo creo que debería ser llamado de otra forma como por ejemplo:

“Enciclopedia versificada del flamenco”

 

   Pues esa es la impresión que me ha causado. 

 

   En doscientas cincuenta y siete páginas, Felipe, con un útil y detallado índice de consulta, repasa todos los estilos cantados en el flamenco desde los palos básicos (tonás, seguiriyas, tangos y fandangos) hasta todos los  derivados de estos o del folclore gitano andaluz. La originalidad, a mi entender, del trabajo de Felipe está en que no se limita a escribir coplas de corte más o menos clásico como ésta de tres versos:

¿Por qué será que el amor,

que nos da tanto placer,

nos cause tanto dolor?

 

   Sino que aprovecha la ocasión para ir destacando las características de composición, formación,  historia o leyenda  sobre cada uno de los estilos para los que crea sus cantes.  Sirva como ejemplo la petenera chica siguiente

Dolores la paternera

en Paterna nacería;

Cádiz que la bautizó

petenera le decía

 

   Y por si esto no fuera suficiente, antes de cada apartado general, compone unos poemas, que, para que no se confundan con las coplas, subtitula “versos de Felipe Lara”, que son auténticos tratados de la historia del cante flamenco. Sirva como ejemplo ilustrativo el siguiente poema:

La fuente de Carmona

que tanta fama alcanzó

por un cante dedicado

a catorce caños de sol:

tuvo en Tobalo de Ronda

al más grande difusor;

quien con su polo flamenco

Carmona y fuente elevó.

 

   A lo largo de su obra menciona a todos los que son y han sido buenos en este arte desde los grandes maestros como Antonio Mairena, Chacón, Fosforito, Camarón, etc. hasta los menos conocidos como Tío José "El Granaíno”, Ramón Medrano o María La Talegona por citar sólo unos cuantos. No he echado a faltar a nadie que haya sido algo o que haya dejado una leve huella en el cante flamenco. Sin olvidar a los grandes denostados por la corriente del Mairenismo como Pepe Pinto, Antonio Molina, Angelillo, Juanito Valderrama y Pepe Marchena, entre otros, y a los que hoy en día ya nadie discute ni pone en duda su valía y aportación al Cante. 

   Todo el libro está  aderezado y va acompañado de los bellos dibujos de Hugo Barroso, los clásicos de Fortuni, pinturas de Antonio Jiménez y un montón de fotografías, tanto clásicas como del archivo personal de Felipe Lara.



   Completa la obra con una especie de epílogo o dedicatorias a
Manuel Vallejo, a Marifé de Triana y a su Galicia querida de  las que destacamos la milonga “Maruxiña del alma”.

   En esta sección hay un largo poema sobre el cante flamenco que titula “En honor a la verdad” y del que me quedo con una estrofa que debería estar enmarcada en el salón de actos de algunas peñas flamencas. Y como se dice por ahí…  El que quiera oír que oiga

Lo que sí hay que tener,

respeto para escuchar,

es el medio de saber

los cantes catalogar.


   Para finalizar sólo me queda felicitar a Felipe Lara por su obra y desearle de todo corazón, que la salud y la energía no le falten para dar buen fin a esos proyectos que tiene.

 

¡Salud y libertad!





 


No hay comentarios: