jueves, 15 de noviembre de 2012

FELIPE LARA ( 45 ) Fandango por bulería

45
CURSO:
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FLAMENCO

    
                                         
Por Felipe Lara 

Colaboración musical:   
Felipe Gértrudix y   
Manuel Gértrudix





Fandango por bulería

        La bulería acepta en su son todas las manifestaciones  cantadas posibles tanto del flamenco, la copla y el folklore, consiguiéndose inmediatamente la aclimatación y gracia festera reinante en su rítmica y sabor gitano-andaluz.

    Es facultad principal de la bulería, adaptar a su compás de 12 tiempos, cantes compuestos en diferentes medidas ( binaria, ternaria, etc.), con métrica literaria muy diversa: tercetos, cuartetas o quintillas, siendo encajados todos ellos a su canon  rítmico y melódico, por obra y arte de excelentes maestros capaces de moldear las más ajenas  formas musicales y poéticas a la singular bulería.


      La extensa y rica familia del fandango que tanta diversidad melódica, poética y rítmica ha aportado al mundo flamenco, desde la hermosa variedad de los estilos locales, pasando por las creaciones personales de significados maestros, en sus formas más conocidas de malagueñas, granaínas y tarantas, no podía escaparse de la atracción seductora de la bulería convirtiéndose en “fandango por bulería”.



      Aunque tuvo entre sus mejores cultivadores a los maestros jerezanos, no toma carta de naturaleza en ninguna población o intérprete determinado, siendo por tanto, un estilo del flamenco, que se interpreta dando mucho juego como variante dentro de todo un recital de cantes por bulería o como cierre valiente del mismo.


AUDIO
"Vagando por los caminos"
Fandango por bulería.
Ir a descargar
Cante y Letra: FELIPE  LARA
Guitarra: Félix de Utrera




VAGANDO POR LOS CAMINOS
“fandango por bulería”

Vagando por los caminos
en mi alma tu recuerdo,
en mi andar de peregrino
el viento me trae un mensaje,
es la cruz de mi destino.



Enlaces
Felipe Lara: Quejío Flamenco
Felipe Lara: Curriculum
Félix de Utrera
José García Ramos




*****

Eres campo de arbolea
por el que siento delirio.
Ponte donde yo te vea,
que mi cuerpo sienta alivio, 
aunque otra cosa no sea.

Fandango (popular)