domingo, 29 de septiembre de 2013

FELIPE LARA. Verdial Cartemeño ( 92 )

92
CURSO:
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FLAMENCO
                                              



Por Felipe Lara 

Colaboración musical: 
Felipe Gértrudix y 
Manuel Gértrudix






Verdial cartameño

     Surgidos en la zona olivarera del mismo nombre, los “verdiales cartameños” constituyen la fórmula más antigua y tradicional del fandango malagueño. Los motivos o temas en los que se inspira este cante son muy diversos: el amor, puntos geográficos de tipo local y cosas del campo. Su acompañamiento apenas guarda relación con el de los demás cantes flamencos, ya que está integrado por un violín o violines que llevan el peso de la melodía, así como por panderos, panderetas, almireces, guitarras y palillos. Es una modalidad del flamenco esencialmente alegre, pues surgió espontáneamente en las celebraciones y festejos de las serranías malagueñas. Por lo que respecta a sus intérpretes, apenas puede hablarse de individualidades destacadas (si exceptuamos el ya legendario Junquito de Comares), puesto que, por las razones apuntadas, los verdiales son ejecutados habitualmente por las propias “pandas” o conjuntos instrumentales.




      El tórrido aire del verano acompaña el tiempo de siega del trigo en Cártama (Málaga) Hoy es fiesta, segadores y hateros se toman un merecido descanso. Al aire libre, tras degustar la comida y sentados sobre los haces de mies, unos tocan instrumentos de cuerda (violín, guitarra, bandurria, mandolina…) mientras otros empuñan almireces, chinchillos, triángulos, crótalos, panderos o rascan las botellas granuladas. Música y percusión que marcan el agilizado ritmo de varias parejas bailando, animadas por las voces cantaoras que, en sus fandangos verdiales, expresan el sentir de las gentes sencillas del pueblo.




  •  Verdial procede de la palabra castellana verdal y la latina viridis-e, que significa “verde”. Es un fandango típico de pueblo campesino y agrícola.
  • Por su raíz folclórica, con frecuencia se le incorporan los instrumentos típicos de la rondalla, tanto de cuerda percutida como frotada o de percusión casera.
  • Quintilla octosilábica. Se repite el primero de los versos.

    Festero y bailable, el verdial cartameño inspira la creación de letras animadoras, que aluden a su propio ambiente y en especial a los anhelados momentos de descanso de los segadores.


AUDIO
"Quererte como te quiero"
"Son verdiales cartameños"
Letra y cante:  FELIPE  LARA
Guitarras: Félix de Utrera y Ángel Rodríguez
Palillos: Carmen Sibajas, Alicia Abaicín y Maruxa de Málaga
Palmas: Eugenio de Badajoz y Pedro Ramíez
Grabación de 1.971





QUERERTE COMO TE QUIERO
“verdial cartameño”


Me está costando la vía
quererte como te quiero;
vas ha ser mi perdición,
serrana del alma mía.
Quererte como te quiero.


SON VERDIALES CARTAMEÑOS
“verdial cartameño”

Son verdiales cartameños;
que los baila mi serrana,
sólo los días de fiesta,
en los montes malagueños.
Que los baila mi serrana.



Enlaces:




*****


De Los Ventorros a Comares 
desde Comares a Las Cuevas, 
bajo la misma bandera
se canta por verdiales
mejor que en España entera.

Popular


2 comentarios:

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Me sorprende, y gusta, que Hugo Barroso tenga un bonito dibujo para cada ocasión, reparando hasta en el mímnimo detalle, como es sentarse en los haces de paja. Entrañable.

Asi mismo la riqueza del fandango en sus influencias sobre tantos otros palos, y variedad por localidades e interpretaciónes personales.

América dijo...

Bellísimo tema maestro, asimilada la lección, del artista coincido como es lógico con Ramona; siempre repara en los detalles.
Abrazo.