sábado, 6 de diciembre de 2008

LAS TONÁS

"Toná" es la forma andaluza de decir la palabra castellana "tonada" con el significado de acento, tono, etc. y bajo este epígrafe se incluyen los martinetes, las deblas, las carceleras y las tonás propiamente dichas.


Tienen en común el que suelen cantarse "a palo seco", es decir sin acompañamiento de guitarra y tal como se hacían en los tiempos primitivos en el seno de las familias cantaoras, en el campo, en la fragua, tras las rejas de un penal, ...

Las coplas o letras de las tonás suelen ser estrofas de cuatro versos de arte menor y, en algunas de ellas, se alarga el tercer verso como en las seguiriyas.

Las tonás son sumamente difíciles de cantar. Para hacerlo bien se requieren grandes facultades, sobre todo en lo referente a modulación de voz ya que sus tercios son largos y muy malismáticos; pero por encima de todo necesitan ser cantadas con sentimiento, pausadamente y sin atropellos.

Son la auténtica raiz del cante y, en las juergas, suelen cantarse por la "maruga" cuando los participantes se encuentran ya en en un estado de consumación o éxtasis que era cuando los gitanos solían rasgarse las camisas en señal de satisfacción.

Se dieron dos importantes focos geográficos de tonás: Triana con centro en las fraguas de Tío Juan El Pelao y los Cagancho y Jerez de la Frontera con Tío Luís, El Cautivo, Juanelo, Salvaorillo y Loco Mateo, entre otros.


XXX. Tonás de Triana. (Suprimido por el autor)




Tonás jerezanas
en la fragua de Tío Juané

video

El el vídeo podemos ver y escuchar una tanda de tonás en la fragua jerezana de Tío Juané (Juan Fernández Navarro) y sus hijos: Cayetano, Nano de Jerez (en los fuelles) y Manuel, Gordo de Jerez (con el martillo pilón o marra). Tanto los fuelles gemelos como la marra, y en algunos sitios la propia fragua, se conocen con el nombre de "martinetes" y de ahí le vino la denominación a este estilo fragüero. Cantan, además de los martinetes jerezanos y la toná de remate, dos tonás carceleras ("El anillo que tú me diste" y "Estando yo preso en Cai")


En 1.987 montaron un espectáculo "La fragua de Tío Juané" que pasearon por la geografía española hasta 1.992. Montaban una fragua portátil en el escenario, y mientras daban forma a una herradura como hacen en el vídeo, cantaban sus tonás. En la segunda parte, todos sentados a una mesa, con sus tapitas y sus copitas de buen vino, desgranaban otros estilos de cante con guitarra y acompañados por alguna figura del baile.

No hace mucho, tuvimos la fortuna de poder ver aquí, en Cáceres, una réplica del mismo con el nombre "Alreó de la fragua". Faltaba Tío Juané, que se mantuvo en su fragua de la jerezana calle Estancia Barrera hasta hace unos quince años; pero estaban sus hijos acompañados por los cantaores José de la Tomasa y Vicente Soto "Sordera", los guitarristas Eduardo Rebollar y Manolo Franco y la bailaora Yolanda Lorenzo. Fue una noche brillante.


*****

No cambio yo un viejo amigo
por ningún amigo nuevo
que l'amistá, como el vino,
sólo se hace con el tiempo.

(Toná de Ginés Jorquera, letrista flamenco)


7 comentarios:

Ramona dijo...

Magnífica la caricatura de Mairena.

Muy bonita la entrada, con preciosas tonás. Efectivamente el cante más antiguo.

El primer cantaor que sabemos que las cantaba era Tío Luis el de la Jliana; él mismo se las compuso: la tona grtande, la liviana, la de los pajaritos, la del Cristo...Entrañable aguador con su agua...

Luz de Gas dijo...

Preciosa estrofa última y cuanta verdad dice.

Es un cante muy mágico, suena casi a hechizo, brujería.

Saludos Pedro

Pedro Delgado dijo...

Ramona, la caricatura está tomada de un librito editado por la Peña Flamenca de Jaén "Caricaturas Flamencas" de Andrés Vázquez Sola, en la colección "CANDIL". Es un encanto.

Luz de Gas, el que escuche unas tonás cantadas con sentimiento, en un teatro lleno de gente respetuosa y silenciosa, y no se le ericen los vellos, (...)

verdial dijo...

Las Tonás me producen escalofríos. Pocas cosas me emocionan más.
Al leerte a tío ahora me ha parecido entrar en otro mundo.

Un abrazo

América dijo...

Muy bonito tema nos traes en esta entrada que llevo pendiente de leer y escuchar desde hace días,exigente cante reservado para los grandes,la tanda de tonás en la fragua jerezana de Tío Juané son conmovedoras,una puesta en escena para que todos podamos entender,excelente el enlace Alreó de la fragua,el maestro Antonio Mairena con ese extraordinario Don de llegar hasta lo mas profundo de quien lo oiga.
La caricatura no la conocía,me encanto...............

Tempero dijo...

Efectivamente, el vello se eriza. Pero me pregunto, ¿en qué tipo de trabajo, hoy día, surgiría un compás como el del martillo y el yunque y una disposición a cantar hondo? Pena me da que ya se tenga como reliquia o cante primitivo, cuando es la base. A muchos cantaorea de ahora les ponía yo a hacer herraduras (y no digo nombres). Saludos antólogos.

Pedro Delgado dijo...

Ángel Álvarez Caballero, tras una breve introducción, empieza su libro "El Cante Flamenco" con un primer capítulo titulado "Al principio fueron la tonás" y habla de la época hermética del cante porque debía realizarse en el seno de las familias y sin salir de ellas. Son, sin duda, la raíz del cante y tienen ese "intimismo" como de algo que se hacía casi en secreto ""...son el grito antropológico, sin falsías expresivas, verdad de a puño y que siempre está al rojo vivo..."" según dijo González Climent.

Saludos flamencos