martes, 2 de diciembre de 2008

IV FESTIVAL FLAMENCO DE "LAS MINAS" (Aldea-Moret, CÁCERES)

Pues sí, en Cáceres (Aldea Moret) también tenemos un Festival de las Minas. Menos famoso e importante que el de La Unión; pero mucho más emotivo.

Con motivo de la festividad de Santa Bárbara, patrona de los mineros, en Aldea Moret, popular y populosa barriada cacereña, conocida entre nosotros como "Las Minas" y que en un tiempo fue importante centro minero, se celebra, por cuarto año consecutivo, un festival flamenco para homenajear cada año a algunos de aquellos mineros que aún permanecen entre nosotros.

Los homenajeados en el presente años fueron D. Manuel Teomiro Barroso (Sr. Ferrer) sentado, Don Rafael Arnela Enrique y Don Nino Vega Recio a quienes deseamos salud y felicidad junto a sus familiares.






Como en años anteriores, el encargado de conducir y presentar el festival-homenaje, con sobriedad y maestría, fue el escritor Antonio Bueno Flores
.











Abrió el espectáculo el cuadro flamenco de Carmen Osado que interpretó soleares y bulerías. La voz cantante (nunca mejor dicho) la llevó Raquel Cantero animando y jaleando continuamente al grupo. ¡Qué afición!
César, Mirian y Esther a las palmas y Francisco Pinto y Juan Manuel Moreno con las guitarras completaban el grupo.

La oscuridad y profundidad del escenario y sobre todo mi impericia y la escasa calidad del material que empleo me impidieron sacar una buena foto de todo el grupo. ¡Lo siento!





Con la misma experiencia, veteranía, depurada técnica y moviéndose por el amplio escenario como pez en el agua, Carmen Osado cerró el acto bailando por alegrías.

Esta bailaora profesional tiene una larga trayectoria de actuaciones con figuras de la taya de Antonio, Antonio Gades, Rocio Jurado, ... Ha recibido clases de baile y danza de prestigiosos profesores de la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Afincada en Cáceres comparte sus actuaciones con clases a bailaores y bailaoras de toda la región. La incorporación, desde el año pasado, de Raquel Cantero le ha dado alegría, calidad y madurez al grupo.





Tamara Alegre, acompañada por Juan Manuel Moreno, nos sorprendió con unas peteneras (cante poco interpretado en los escenarios), unos tangos y una tanda de fandangos de Huelva, estilo en el que ha sido premiada en diversos festivales flamencos. Muy jaleada por el público, demostró maneras, buena voz, afición y facultades. Está con buenos maestros (Niño de la Ribera y Raquel Cantero) que se encargarán de pulir su arte, que lo tiene.



De Juanito de la Serena, acompañado por Francisco Pinto, tenía buenas referencias que demostró a medias. Me desconcertó su cante: de momentos álgidos y de un buen nivel (cantes de Levante y seguiriyas) pasaba a otros apáticos y menos afortunados (soleares y fandango). Eso le pasaba también a genios como Caracol y Porrina entre otros. En conjunto, hay que felicitarle por su actuación.




La guinda de la noche la pusieron Elu de Jerez, Domingo Rubichi y sus palmeros.

En los cantes libres (minera, cartagenera, seguiriyas y fandangos) Elu, con esa voz dulce y flamenca pero con rajo y templanza, puso sentimiento y se empleó a fondo: sin tapujos y demostrando por qué se la considera una de las figuras punteras del cante flamenco actual. Rubichi, estuvo a su altura

En los cantes de compás (bulerías por soleá, tangos y bulerías) dio fe de su "
denominación de origen". Decir Jerez es decir compás y, aunque se confesó de la Plazuela, no dejó de pasar por los barrios de San Miguel y Santiago de la capital andaluza del vino.



En resumen un festival muy digno por el que hay que felicitar a los organizadores que, con un bajo presupuesto, supieron dar variedad y calidad para hacernos pasar una emotiva velada flamenca. Otros festivales, con presupuestos más altos, optan por ofrecer exotismo, rareza y singularidad por encima de la calidad.



Esta fue mi visión y mi impresión personal que, por supuesto, puede diferir de otras de entre los que presenciaron el evento. En "comentarios", puedes expresar, con toda libertad y el debido respeto a las personas, la tuya y ojalá que sea diferente de la mía; sería interesante contrastar varias opiniones.


*****

Quisiera yo renegar
de este mundo por entero.
Volver de nuevo habitar,
por ver si en un mundo nuevo
encontraba más verdad

Petenera de La Niña de los Peines (Sevilla, 1.890-1.969) cantada por Tamara Alegre.

6 comentarios:

Tempero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tempero dijo...

Estoy de acuerdo, Pedro, la petenera es un cante de una sensibilidad sobrecogedora. Esa misma petenera cantada por Tamara Alegre se la tengo escuchada a Mayte Martín en su disco 'Querencia' en dos versiones, una de ellas instrumental. Siempre me pone los pelos de punta. Con esos festivales sí se aprende, ¡quién pudiera! Saludos antólogos.

Luz de Gas dijo...

No os falta de nada en esa ciudad universal, me alegro

verdial dijo...

Que lujo tener ese festival. El disfrute debe ser muy intenso.

Un abrazo

pd: que pena no poder escuchar esas peteneras.

Ramona dijo...

No he tenido la suerte de esrar en este FEstival de Las MInas, de Cáceres, asi que no puedo diferir de tu opinión. Pineso que fué un buen programa. Te preginto si este ANTONIO BUERO FLORES tiene aalgun parentesco con BUERO VALLEJO.

Pedro Delgado dijo...

Amigo Manuel: La petenera de la Niña de los Peines ha sido y seguirá siendo, sin duda, interpretada por muchos artistas. Cada uno le da su toque personal pero Pastora puso la primera piedra.

Luz de Gas y Verdial, sí, efectivamente tenemos suerte de vivir en esta pequeña pero acogedora y estupenda ciudad que se llama Cáceres.

Querida Ramona: Pensé que había mecanografiado mal el nombre. Es Antonio Bueno y colabora habitualmente en la prensa regional de Extremadura.

Saludos para todos.