jueves, 13 de noviembre de 2008

LAS SEGUIRIYAS

El nombre de seguiriya procede de la deformación idiomática, debido a la transmisión oral, del vocablo seguidilla, estrofa en la que se escribieron unos cantes llamados "playeras". Estas playeras eran cantadas por mujeres lloronas o plañideras contratadas para los funerales. El caló fue deformando el término: plañiera, plañera, plaiera, playera...

Las letras de las seguiriyas son, normalmente, estrofas de cuatro versos de seis sílabas excepto el tercero que suele tener más.

Musicalmente "la seguiriya", en singular, no existe. Hay que hablar de "seguiriyas" ya que existen más de cuarenta estilos diferentes refiriéndonos a los que crearon los grandes genios de los Cafés Cantantes del siglo XIX (Sr. Manuel Molina, Paco La Luz, El Marrurro, El Mellizo, Silverio, los Cagancho de Triana, El Planeta, y un largo etc.).

Todas tienen dos cosas en común: el compás y el "espíritu":
  • Compás: 3X4 + 6X8. A los que no sabemos música no nos dice mucho; pero lo pongo para los entendidos. Además se adjunta el esquema siguiente por si alguien quiere aprender a llevar el ritmo

  • Espíritu: La seguiriya es un conjuro, un grito desgarrado y desnudo, una queja del ser humano inmerso en una situación sin salidas posibles, un quejío sin consuelo. Cuando el cantaor del siglo XIX quería hablar de algo íntimo, algo que le dolía en lo más profundo de su ser, lo hacía cantando por seguiriyas.

Las diferencias entre unos estilos y otros vienen dadas por la melodía musical. Distinguir e identificar unos estilos de otros requiere afición y mucho tiempo de escuchar unos y otros.




Calixto Sánchez, con la guitarra de Manolo Franco, ha "metido por seguiriyas" una de las rimas de Becquer ("Qué solos se quedan los muertos", muy apropiado al mes en el que estamos) recreando los estilos siguientes:
  • "Cerraron sus ojos..." en uno de los estilos del Sr. Manuel Molina.
  • "La luz que en un vaso..." al estilo de Paco La Luz.
  • "Despertaba el día..." del Ciego de la Peña.
Recitado: Antonio García Barbeito (periodista y escritor)

Calixto Sánchez y Manolo Franco



En el vídeo, María Soleá con la guitarra de Moraito Chico, canta unas seguiriyas de Manuel Torre, Tío José de Paula y unas trianeras de Frasco El Colorao. Estas últimas a compás y reprimiendo los deseos de bailar que le pide el cuerpo.




El vídeo es un fragmento del programa que se grabó en directo, desde el Teatro Lope de Vega de Sevilla, en el año 1.989, en que se le rindió un homenaje a Manuel Silverio Franconetti con motivo del centenario de su muerte. En dicho homenaje participaron artistas tan importantes como Carmen Linares, Naranjito de Triana, Calixto Sánchez, Manuel Mairena y Milagros Mengibar; todos ellos con sus correspondientes guitarristas y acompañantes y que permanecieron en el escenario el tiempo que duró el espectáculo. Fue emitido por TVE en su canal "Clásico"

Si quieres saber más clickea en los nombres enlazados.


*****

Y salí por la puerta,
salí renegando,
de cuantos santitos tiene

el cielo y la tierra.


(Letra de Seguiriya Cabal de Francisco Moreno Galván que grabó José Menese al estilo de El Fillo)

10 comentarios:

América dijo...

Por seguiriya ,que post,un palo de los mas bellos que hay para oír y para bailear, encoge el corazón y atraviesa los sentidos,no sabia que musicalmente "la seguiriya", en singular, no existe,todos lo dias se aprenden cosas o se aclaran ideas,leyendo tu post me acorde que en mi blog hay una imagen de un oleo de Alfonso Gosso "La seguiriya" ,de los mas hermosos óleos de Grosso,y particularmente mi preferido,Calixto Sánchez, con la guitarra de Manolo Franco es una joya, esa rima Becquer es propia para ese cante.
Siempre que leo o oigo sobre las seguiriyas asocio a Lorca con la misma.

EL PASO DE LA SEGUIRIYA

Entre mariposas negras,
va una muchacha morena
junto a una blanca serpiente
de niebla.

Tierra de luz,
cielo de tierra.

Va encadenada al temblor
de un ritmo que nunca llega;
tiene el corazón de plata
y un puñal en la diestra.

¿Adónde vas, siguiriya
con un ritmo sin cabeza?
¿Qué luna recogerá
tu dolor de cal y adelfa?

"En todo caso, a los más grandes siguiriyeros se les ha llamado siempre "gigantes", "titanes", o "monstruos" del cante. Se los llama así como dándoles un título de fuerza no sujeta a ley, capaz de meternos a esa profundidad de todo lo que en el hombre es derrota. Decían los que escucharon las de Frasco El Colorao, que para sentirla debía tener el corazón profundidad de abismo. Cuando se está frente a la siguiriya el cuerpo se prepara para recibir algo monstruoso, como si la voz y el oído tuvieran que ajustarse a una medida que rebasa el contorno humano del sentir. Dice González Climent que tanto por la quejumbre de su línea sonora como por el contenido agonista de sus coplas, la siguiriya es el cante más extremo: "no hay nada más allá de las siguiriyas. Son el salto al vacío, donde la razón humildemente tiene que atreverse a no ver, a no explicar, solamente a gritar. Tras las siguiriyas sólo cabe Dios o la Nada".
El eco arcaico y monstruoso de la siguiriya.

PEDRO DELGADO dijo...

Querida América:

Precioso, documentado y entendido comentario el tuyo. Me ha encantado leerlo. Está escrito con amor, eso se vislumbra. No puedo pasarlo por alto y por eso te contesto como se merece: Con un ¡ooleeeé! igual de sincero y afectuoso. Ahora la entrada está más completa.

Gracias querida amiga.

Luz de Gas dijo...

Gracias a los dos por aportarnos tanto.

Un abrazo

Diana dijo...

Hola, amigo he vuelto y te he visto,. Te mando un bico.

Ramona dijo...

Demófilo le llamaba a las seguiriyas "verdaderas lágrimas del pueblo gitano", aunque yo también opino como habeís apuntado que tienen mucho si no todo (se cree) de las canciones de endecha que se cantaban en los velatorios.

LaClau dijo...

Querido Pedro,
He venido a dejar el cafecito irlandés.
Saludos un poco tristes desde México.

verdial dijo...

Que vivan esas seguiriyas, y María Soleá, y Moraito Chico, y los que la compusieron. Y viva tú, pedro, que nos traes unas cositas tan de nosotros.

Un abrazo

Tempero dijo...

Ya recibí de ti esa seguirilla de Calixto: monumento al buen arte y a la gran musicalización. De nuevo: Estremece de veras.

Terly dijo...

Da gusto venir a este rincón a españolear.
Y adenás cuando abro tu blog y me encuentro con esa Plaza Mayor que tanto añoro en la distancia, casi me derrito.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

la seguiriya esta actualizada, visita
http://seguiriyasflamenco.blogspot.com/