domingo, 26 de abril de 2015

HOMENAJE AL NIÑO DE LA RIBERA


¡Mis palmas para ti, amigo Simón!





   Todavía resuenan en mi interior los aplausos que durante casi cinco horas no dejaron de oírse en el Gran Teatro de Cáceres, tú casa, como tú la llamas. La treintena larga de artistas extremeños que te homenajearon dieron lo mejor de su arte para ti, Niño de la Ribera y, de rebote, nos hicieron disfrutar de un espectáculo que difícilmente se podrá repetir en nuestra ciudad. Vinieron de todos los puntos de Extremadura y de fuera de ella. 

    La primera  tanda, la da las jóvenes promesas, nos dejaron bien claro que Extremadura tiene asegurado un halagüeño futuro en este arte nuestro. Los que podríamos llamar artistas consagrados demostraron el por qué de esa denominación. Finalmente,  los más veteranos, nos emocionaron con sus sabiduría y su buen hacer, al mismo tiempo que comprobamos cómo pasa el tiempo por ellos pero no por su arte.

    También fue reconfortante el reencuentro con antiguas amistades y conocidos. 

    Pero yo no quiero repetir lo que se va a decir hoy en todos los medios de comunicación de nuestra región. Tampoco, a propósito, he querido mencionar ni destacar a ninguno de los artistas que hicieron corta la velada. El protagonista fuiste tú, amigo Simón y para ti debieron ser todos los aplausos que atronaron el bello marco escénico del evento.

    Al menos, las mías, mis palmas y mis aplausos fueron todos para ti, amigo Simón. Te los mereces por tu trayectoria artística y por tu ejemplo como persona. 


Enlaces
Niño de la Ribera 
(Recuerdos de La Cercelera) 
por J. M. Saponi



*****

Lo que te digo hoy siempre lo dije
y siempre lo sentí tan de verdad
como tan de verdad tú fuiste:
porque si una palabra te define esa es verdad
¡Verdad de cantaor, verdad de hombre!


El poeta sevillano, José Luis Rodríguez Ojeda, dedicó este poema al cantaor morisco, afincado en Paradas, Miguel Vargas. Yo las tomo prestadas porque le vienen muy bien a Simón García Bermejo, Niño de la Ribera.


2 comentarios:

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Mis palmas también merecidas para el Niño de la Ribera.

América dijo...

Homenaje bien merecido maestro,hay figuras que hay que tener presentes en este arte...Sus palmas de admiración y respeto son el mejor regalo.