miércoles, 21 de mayo de 2014

FELIPE LARA ( 123 ) Piconeras de Felipe Lara

123
CURSO:
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FLAMENCO
                                              




Por Felipe Lara 

Colaboración musical: 
Felipe Gértrudix y 
Manuel Gértrudix







Piconeras de Felipe Lara

   
En el encinar, con afiladas hachas y la fuerza de sus brazos, cortan viejas encinas los piconeros de Extremadura. Allí donde cae el acero se abren los troncos en canal y el ramaje se desprende como la manteca, con el constante e inagotable batir en una larga y dura jornada de trabajo. Cuando los montones de leña acumulada dan lo suficiente para completar las cargas que han de transportar sus borricos, convertidos en arrieros bajan cantando por fandangos los piconeros, mientras serpentean el monte hasta llegar a los hornos donde la materia que llevan con sus cuidados, esfuerzo y conocimiento, se convertirá en carbón y picón de encina. Nadie como los piconeros ama tanto y estima el valor de este excelente árbol milenario que enriquece el subsuelo de Extremadura. Estos auténticos “castúos” extremeños, prisioneros del monte como las encinas, queman los sueños y días de su existencia en la misma hoguera. Sólo el cante mitiga en parte la cruda realidad de su negro destino.

 
 ¡Están los hornos piconeros extremeños, que echan humo por la boca! Arde en su interior la noble encina, que resignada se deja quemar porque sabe que antes de convertirse en ceniza aún le queda el último suspiro para ser útil como carbón.

   No cesa el ir y venir de los castúos trabajadores trasportando sus cargas de leña para mantener activos los hornos. De pronto se oye un cante en la voz de uno que se arranca y canta, halla réplica en otro que empieza a templar la garganta, porque el corazón lo pide como una evasión del alma.  

   Inspirado en éste ambiente que muy bien conoce desde su edad más temprana, el cantaor extremeño Felipe Lara, crea una nueva modalidad flamenca en quintillas octosilábicas con repetición del primer verso, con la estructura ornamental del fandango minero, pero con letra y melodía propia al que como estilo de cante pone el nombre de “piconeras extremeñas”  



   No hay espacio para los sueños, dicen las letras de las “piconeras extremeñas de Felipe Lara”. El símil minero-piconero no sólo tiene base en el color negro que tizna los cuerpos y rostros de ambos grupos humanos de trabajadores. También su negro e incierto destino les acerca, porque mientras a unos les quiebra el pecho el grisú en la mina, otros ahogan sus pulmones con el incesante humo de las hogueras en los hornos del carbón de encina.


AUDIO
"De minas sin galería"
"Ser minero o piconero"
Piconeras de Felipe Lara
Letra, melodía y cante: FELIPE LARA
Música y guitarra. Antonio Luis López.
Grabación de 2.010





DE MINA SIN GALERÍA
“piconera de Felipe Lara”

Es el minero extremeño,
de mina sin galería,
que empieza desde pequeño;
a quemar día tras día,
en una hoguera sus sueños.


SER MINERO O PICONERO
“piconera de Felipe Lara”

Es la misma profesión,
ser minero o piconero:
bajo tierra o bajo el sol,
son del monte prisioneros
hasta que mueren los dos.




Enlaces





*****


Yo vivo cerca del mar…
Y contemplando las olas
he llegado a comparar;
la fuerza del oleaje,
con esa potencia humana
que nadie puede parar:
Cuando se echa a la calle
dispuesta a reivindicar;
derechos reconocidos 
en nuestra Constitución,
que el poder nos arrebata
con patrañas y traición.

Felipe Lara