viernes, 11 de abril de 2014

FELIPE LARA ( 115 ) Cartagenera

115
CURSO:
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FLAMENCO
                                             

 Por Felipe Lara 
Colaboración musical: Felipe Gértrudix y Manuel Gértrudix







 Cartagenera

   Quizá sea éste el fandango más vital de cuantos existen. Lleva en su nombre el marchamo de la ciudad que lo vio nacer, aunque no es privativo de la misma, sino de toda la zona llamada La Unión. Su inspiración discurre por los mismos cauces que la de otros cantes levantinos, como la minera, la murciana y, sobre todo, la taranta. Su apogeo se produjo en los últimos años del siglo XIX, coincidiendo con el punto álgido de la explotación minera en aquellas tierras. Entre los nombres que han pasado a la historia del flamenco unidos a la cartagenera destacaron “El Rojo, el Alpargatero”, Concha “la Peñaranda” y Joaquín Vargas “El Cojo de Málaga”.

   Son los últimos años del siglo XIX. La actividad laboral de Cartagena se hace notar en sus calles y, sobre todo, en su puerto de mar, donde el trasiego mercantil y militar no cesa. Paralelamente, la actividad minera está en auge en su comarca, y la ciudad cosmopolita acoge en su seno a las personas más dispares que, por una u otra causa, a ella acuden como transeúntes o en calidad de moradores temporales o permanentes.



Teatro Romano (Cartagena)

  La actividad cultural crece también y se instalan los primeros cafés cantantes, donde ofrecen sus actuaciones los más destacados artistas flamencos de la época. En sus escenarios, la cartagenera se convierte en la reina de los cantes de levante. Sus intérpretes dedican sus coplas por igual a hechos históricos ciudadanos, al ambiente minero y a temas de amor.

Cartagenera: cante propio de la ciudad y comarca a las que representa. 
  • Fandango levantino de la talla de la minera y la taranta.
  • Quintilla octosilábica. Se repite el primero de los versos.



   Aunque pudiera parecer, por el hecho de llamarse cartagenera, que ésta modalidad de cante fuera representativa de la vida social ciudadana, lo cierto es que su temática va por otros derroteros, como son los de la mina y el penar, o más bien, de lo que penan los mineros en la mina.    




AUDIO
"De La Unión a Cartagena"
Cartagenera.
Letra y cante:  FELIPE  LARA.
Música y guitarra:  Felipe Gértrudix.
(Próxima publicación)    



 

DE LA UNIÓN A CARTAGENA
“cartagenera”


Ay, a Cartagena,
cantando va tó los días,
de La Unión a Cartagena;
una triste melodía,
que un minero le enseñó
al presentir sus agonía.




Enlaces:




*****


LOS ORÍGENES DEL PARO

(segunda parte)

( ... )


Por mi afición al folklore
muchos pueblos recorrí.
Conversando con su gente
algo importante aprendí:

Aquellos profesionales
con un humilde taller,
eran más libres y felices
que luego fueron después:

Al ir a la gran industria
a dar oficio y sudor,
y explotados sus talentos
fueron al “paro” traidor.

Desde Alemania venían
a comprar nuestras tijeras,
y a llevarse tijereros
que allí mismo las hicieran:
Para que luego alemanes
en España las vendieran,
en pueblos con tradición
navajera y tijerera.

No hubo pueblo en España,
por pequeño que éste fuera,
que no contratara artistas
y que el buen arte sintiera:
Dando puestos de trabajo
a todo un gremio fecundo,
que llevaba por el mundo
la cultura por montera.

Miles de profesionales
hacia el paro irreversible,
fuimos día tras día
en aras de consumibles.

Cuánto pensador caído
por los dueños del dinero,
sin pensar que en la cultura
se halla el mejor nevero:
Manantial inagotable
de rica sabiduría.
La mejor Marca España
que el mundo agradecería.

( ... )


Felipe Lara   (Continuará)