sábado, 21 de diciembre de 2013

FELIPE LARA - Juan Breva ( 100 )

100
CURSO:
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL FLAMENCO
                                             

 Por Felipe Lara
Colaboración musical: 
Felipe Gértrudix y Manuel Gértrudix






Fandango abandolao de Juan Breva

    En Vélez-Málaga, a mediados del siglo XIX, nace otro genio del cante, Antonio Ortega, a quien la afición conocería con el apodo de Juan Breva. Tan pronto tuvo en su mano una guitarra la hizo inseparable compañera de su voz para cantar como nadie los fandangos verdiales de su tierra, a los que, pausando el ritmo, les imprimió sello propio con el nombre de “fandango abandolao de Juan Breva”. 



   No hubo en toda Andalucía tablao flamenco, café cantante o fiesta flamenca donde los públicos más diversos no gozaran del placer de escuchar su bien timbrada voz laína, con asombro de ver salir una voz tan cultivada y fina de su corpulenta figura. Vivió la brillante época de los cafés de cante, siendo su nombre tan popular que era requerido por los principales cafés de Málaga, Cádiz, Jerez, Sevilla y Madrid. Con sus excelentes condiciones de voz creó el fandango abandolao, expresándose con una delicadeza poco común y con una voz niña como de él dijo García Lorca, aunque era un hombre de gran corpulencia y fuerza varonil.


    Es activa la vida en Vélez-Málaga. Transitan sus calles carros y coches tirados por borricos y caballos, y es frecuente el paso de vendedores con  productos naturales de la tierra. Entusiasmadas las vecinas por oírle, esperan el paso de un chavalillo que, con voz prodigiosa, canta un sonoro pregón:

  “¡Brevas de los montes, 
de Vélez-Málaga, 
son las más dulces. 
Las doy pa probarlas!”

    Juan Breva, niño de diez años, recorre así las calles de su pueblo vendiendo las frutas que va pregonando.


Fandango abandolao de Juan Breva: cante propio del cantaor al que representa
  • El adjetivo “abandolao” tal vez procede con algún fundamento de “bandola”, y este término del latín pandura, que era una guitarra pequeña con la que el maestro se acompañaba en el inicio de sus actuaciones artísticas. Y de ahí surgiría el “fandango al aire de su bandola”, que terminaría por  llamarse “fandango abandolao”. 
  • Quintilla octosilábica. Se repite el primero de los versos.

    El carácter sentencioso, tan presente en las letras de muchos cantes flamencos, no necesariamente va cargado siempre de talante vengativo, pues muchas veces se expresa como mero avisador con el noble intento de evitarle a la persona querida un traspiés del que pueda salir mal parado y con difícil vuelta atrás en el amor perdido.





AUDIO
"Tu corazón está herío"
Fandango abandolao de Juan Breva.
Letra y cante:  FELIPE  LARA
Guitarra:  Felipe Gértrudix
Grabación de 1.998






TU CORAZÓN ESTÁ HERÍO
“fandango abandolao de Juan breva”

Pensaba que mi querer
sería correspondío,
pero yo me equivoqué;
tu corazón está herío,
marchito de padecer.




Enlaces




*****

SABIO ANÁLISIS DEL MAESTRO JULIO ANGUITA

Siguiendo el sabio análisis del maestro Julio Anguita:

“ El capitalismo ha corrido tanto en su ambición
de explotar sin conciencia al planeta tierra;
que ya no le queda espacio, pueblo, ni pulmón,
que le salve de ahogarse en su propia mierda ”.

Yo añado una pequeña fábula de mi cosecha:

“ Llegó un cazador al bosque con el vicio de matar,
y a todo lo que se movía no dejó de disparar;
agotó la munición sin un cartucho guardar,
y cuando se vio frente al lobo, sólo sabía cagar ”.

 Felipe Lara