domingo, 17 de noviembre de 2013

PEPE MARCHENA EN VILLAFRANCA DE LOS BARROS ( III )

Si quieres leer las entregas    UNA   o    DOS:   clic en la palabra correspondiente

I I I. Constancio  María del Valle   y  
José  Tejada Martín

El encuentro y la relación


   En todas las biografías del Niño de Marchena consultadas se dice más o menos lo mismo: era de familia humilde, hizo de todo para buscarse la vida (cuidador de burros, recadero, aprendiz de herrero, ayudante de tabernero, limpiabotas, etc.) y que a la temprana de edad de ocho años ya se metía en las tabernas de su pueblo para cantar y sacarse algunas monedas. También se dice que muy poco después comenzó a visitar los pueblos de los alrededores y que cada vez esas visitas se fueron alejando de Marchena, su pueblo natal.


    No queda claro como ni cuando llegó a Villafranca. Pudo ser a causa de ese peregrinar buscándose la vida o formando parte de una troupe de jóvenes cantaores  de la que pudo quedar arriado (abandonado) en nuestro pueblo.  Lo cierto es que una pareja de guardias municipales lo encontró, aterido de hambre y frío, tratando de dormir en uno de los bancos del Paseo de La Coronada, y fue llevado al cuartelillo donde estaba Constancio debido a su cargo de Sargento de Municipales.




   No hemos podido recabar constancia documental alguna de la fecha en que sucedieron estos hechos. Tuvo que haber sido antes de 1.916 ya que en esa fecha, según consta en las biografías del Niño de Marchena ganó un concurso de aficionados en Fuentes de Andalucía  (Sevilla) y ya era bastante conocido.







AUDIO
"Cantes de Chiclana" (J. Maya)
Malagueñas
Cante: NIÑO DE MARCHENA
Guitarra: Ramón Montoya







   Sea por la bondad del sargento, o por haberlo oído cantar en alguna taberna del pueblo, o por ambas cosas a la vez, Constancio no dudó en hacerse cargo del muchacho. Lo llevó a su casa donde le proporcionó cobijo, comida y ropa nueva.



Única foto que se conserva de las fiestas en la casa de Constancio.
 La debió tomar él mismo o alguno de los hijos que faltan. 
Ya hablaremos de ella en la próxima entrega



   No se ha podido confirmar el tiempo que José permaneció acogido en la casa de Cosntancio. Seguramente unos pocos días que no podemos precisar. Pero sí podemos asegurar que el muchacho rechazó el intento de adopción legal  por parte de Constancio y que éste vendió un par de animales de su recua para llevarlo a Sevilla donde le dejó lo necesario: alojamiento y dinero,  para sobrevivir hasta que pudiera ganarse su propio sustento con el cante que era lo que el niño quería.  Esto demuestra que la fuerte y original personalidad de Pepe Marchena ya se dejó notar a  tan temprana edad.




   Estos hechos no han sido recogidos en ninguna biografía del cantaor que yo sepa. Pero dieron origen a una relación paterno filial  más que amistosa, entre los dos protagonistas. Cada vez que Pepe Marchena actuaba con sus compañías en Villafranca o en algún pueblo cercano no faltaba la visita a su "padre" o "padrino" (como solía llamarlo) y la correspondiente fiesta en la casa de Constancio del Camino de la Fuente número 61 donde la fauna doméstica quedaba menguada debido a las calderetas y comilonas que se organizaban con tal motivo. Siempre que Pepe Marchena actuaba en Villafranca, nunca se vendía la primera fila  del teatro, ya que quedaba reservada a la familia de Cosntancio;  mientras que éste era colocado en un sillón en el escenario. En el fin de fiesta habitual en estos eventos, José Tejada echaba su brazo por encima del hombro de Constancio para finalizar cantando sólo para él.



  


   Otro hecho que demuestra la buena relación entre nuestros dos protagonistas fue el bautizo de Nani, hija de Manuela. Actuó de padrino el propio Pepe Marchena y de madrina la Niña de Antequera que iba en su compañía. Nos cuenta Coti la emoción con que su tía Manuela narraba el hecho de que todos los artistas cantaron alrededor de la cuna mientras se le cortaban las uñas a la pequeña niña.






AUDIO
"Te quería con locura" (H. Montes)
Fandangos de los Pinares Marcheneros
Cante: NIÑO DE MARCHENA
Guitarras: Paquito Simón y Trifón Rodríguez







    Tras la muerte de Constancio se acabaron las visitas y las fiestas en su casa. Manuela pidió explicaciones al cantaor que le dijo más o menos que no podía parar en Villafranca porque le faltaba la persona más querida para él: su "padre".


(Continuará)


Foto de La Coronada 1.913 de "El Oficio de Vivir" de F. Espinosa y M. Pinilla




*****

Todo lo puede el amor,
todo el dinero lo vence;
todo lo consume el tiempo;
todo lo acaba la muerte

Soleá popular


3 comentarios:

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Narración muy emotiva y cultural.
Lo del corte de uñas nolo había oído; debe de ser alguna tradición de esas tan preciosas que tenemos en nuestros pueblos de España...
Un abrazo

Abel Canonico dijo...

Buenas tardes y de nuevo gracias por tu gran lavor de investigacion y seguimiento sobre la historia de Pepe Marchena, de su familia y la relacion con Villafranca de los Barros.
Como siempre un placer leer esta lineas escritas con tanto entusiasmo y cariño.
Animo y gracias!!1

América dijo...

Una historia muy emotiva y que como bien indica nos acerca a la personalidad de este gran artista. Hay afectos que unen de por vida.
Felicitaciones por tan hermoso trabajo.