lunes, 16 de febrero de 2009

ROCÍO MÁRQUEZ LIMÓN


¡¡Olé las choqueras guapas!! dijo alguien en la sala mientras Rocío se acercaba al escenario con sus acompañantes.

Jaleos parecidos se escucharon durante toda su actuación. Y es que la joven ganadora de la Lámpara Minera de 2.008 desplegaba flamencura hasta en los andares.

Dinamismo, originalidad, frescura, juventud, belleza y sobre todo cante del bueno es lo que Rocío dejó flotando en la sala tras su actuación.


No tardó mucho en librarse de las ataduras a la clásica silla, moviéndose, ante los aficionados que la escuchábamos, como pez en el agua. Se la veía a gusto, disfrutando y haciéndonos disfrutar.

Dio la duración adecuada a sus cantes: ni demasiado cortos ni tan largos como aquellos que dicen "Vamos a cantar un poquito por tangos...", por ejemplo, y después de un buen rato escuchando entran ganas de llamar a casa para decir que no te esperen a cenar.

Cantes y letras escogidos con gusto:
-Estilos de Málaga recordando a Chacón, Juan Breva y Frasquito Yerbabuena.
-Una canción de Vallejo, cantada por bulerías y dedicada (¡qué detalle!) a nuestra admirada Raquel Cantero, presente en la sala.
-Soleares templadas, sin prisas y respetando el compás.
-Tangos granadinos y de Patora con una pincelada final de extremeños.
-Magnifico pregón caracolero.
-Aires de Levante con una taranta clásica con aires de murciana en algunos tercios.
-Cantiñas gaditanas de la Niña de los Peines y de La Juanaca.
-Y, ¡cómo no!, fandangos de su tierra con letras alusivas a Juana María, Paco Toronjo y Juan Díaz, cantados con brío, temple y mando.
-Terminando con una bulerías frescas, alegres, modernas y permitiéndose el lujo de ilustrarnos con unas pataitas muy bien marcadas y del gusto de la concurrencia.


Y sobre todo cantó con estilo y personalidad propia. Temples originales y poco escuchados. Voz limpia y clara, pero no aguda ni estridente, recreándose en unos melismáticos y difíciles registros bajos y derrochando potencia, dominio, temple y mando en los altos, sin alterar sus gestos faciales.

Impagable, también la labor de sus acompañantes: Guillermo Guillén, guitarra, Marcos Jiménez y Juan Aguirre a las palmas.

Felicidad y suerte para un futuro prometedor.

Y agradecer a la dirección de la peña por la elección de esta gran artista para una velada flamenca y con duende.



Página web de Rocío Márquez: AQUI

*****

Las cautivaba, prima, el mes de enero
a todas las flores del año
y en llegando el mes de abril
salían de su cautiverio


(Cantiñas de la Niña de los Peines cantadas por Rocío Márquez)


viernes, 13 de febrero de 2009

MALAGUEÑAS (II)

Las menos conocidas

Don Antonio Chacón, Enrique El Mellizo, Trinidad Navarro "La Trini" y Juan Reyes "El Canario" son, seguramente, los creadores de malagueñas más conocidos e interpretados en la actualidad.

Pero yo quiero homenajear a los "otros", a los que, sin llegar a ser genios, tuvieron la creatividad suficiente para hacernos llegar su "malagueña".


video
Emitido por RTVE, canal clásico en 1.992

En el vídeo podemos ver y escuchar a Juanito Valderrama, acompañado por Niño de Pura, interpretando dos malagueñas: la que se atribuye a Francisco Lema "Fosforito" y la del Maestro Ojana.

Del primero sabemos que fue contemporáneo de Don Antonio Chacón con quien mantuvo una sana rivalidad artística. Fernando el de Triana en "Arte y artistas flamencos" (publicado en 1.935) nos cuenta que:

<<... allá por el año 86, cantaban, Chacón en el café de Silverio y Fosforito en el café del Burrero; y a ruegos de la afición, tuvieron que entenderse las dos Empresas y arreglar los turnos de los dos cantadores, de forma que pudiera el público salir de escuchar a uno y llegar a tiempo de escuchar al otro...>>

Por cierto, este Fosforito no tiene nada que ver con Antonio Fernández Díaz "Fosforito" de Puente Genil (Córdoba) y ganador absoluto del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba de 1.956.

En cuanto a la letra de "su malagueña" hay varias versiones. Fernando el de Triana nos dice que:

<<...y ésta era la copla motivo de las más grandes ovaciones:

Desde que te conocí
mi corazón llora sangre;

yo me quisiera morir
porque mi pena es muy grande

y así no puedo vivir...>>

La podemos escuchar cantada por Diego El Perote




Del Maestro Ojana se sabe que se llamaba Antonio Cerón, que vivió en Málaga por la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX y que se le considera creador de la malagueña que canta Valderrama, que nos llegó a través de Diego El Perote, el Breva Chico y Ángel de Álora. Todos la han transmitido con la misma letra. Según algunos entendidos (Blas Vega, por ejemplo) se basó en el aire del cante de los jabegotes para crearla.




Fernando el de Triana, el autor del libro citado, fue "cantador" profesional y muy apreciado. También él nos dejo "su malagueña" que la ofrecemos cantada por Ángel de Álora. Tiene la misma estructura y su musicalidad está basada en la de El Canario pero con un aire muy personal.






*****

Ya no tengo quien me quiera,
como mi mare ninguna;
y yo por ti la he dejao
y ahora vivo en la amargura
de no tenerla a mi lao.

Malagueña cantada por Antonio de Canillas al estilo del Maestro Ojana.

miércoles, 4 de febrero de 2009

LAS MALAGUEÑAS

Son muchas y variadas. La peña flamenca de Badalona editó un doble CD con los 30 estilos conocidos de malagueñas de los 22 creadores a quienes se les atribuyen.

Aunque ya es sabido que en el cante flamenco no existe el dogma ni la certeza absoluta y si no ahí está lo que nos cuenta Enrique Morente en "La Voz de los Flamencos" de Miguel Mora que habiendo grabado en un disco la malagueña de La Peñaranda, cuando la escuchó Pepe el de la Matrona le dijo:
--¿Y quién te ha dicho a ti que esa malagueña es de La Peñaranda?
--Lo aprendí de usted, maestro- contestó Morente.
--Yo te dije que creía que podía ser, y tú vas y lo pones.
Desde entonces todo el mundo la conoce con ese nombre.

Así se escribe el flamenco.

Ya hemos visto en entradas anteriores como el fandango verdial va evolucionando (rondeña, jabera, etc.) hasta surgir la malagueña.

Hay quien considera a Juan Breva, cantaor de bandolás, como origen y fundamento de la malagueña. Alfredo Arrebola, escritor y cantaor malagueño, dice que la bandolá no es sino un fandango verdial en un tempo más lento <<...musicalmente no se distinguen. Un oyente avezado no sabe cuando se toca por verdial o por bandolá...>>

Lo que podemos afirmar con cierta seguridad es que, durante la segunda mitad del siglo XIX, se va abandonando el acompañamiento abandolao de los fandangos verdiales, o de las bandolás, y se va formando, gracias al genio creador de algunos intérpretes, un estilo libre de compás y que los contemporáneos empiezan a llamar "malagueña nueva".

Así surgen dos escuelas de malagueñas:
  • Las autóctonas creadas en la provincia de Málaga por Diego El Perote, El Canario, Sebastián El Pena (los tres oriundos de Álora y por eso a estas malagueñas se las llama también "perotas" como a los habitantes del citado pueblo malagueño), Trinidad Navarro "La Trini", Niño de Vélez, y otros.
  • Las gaditanas creadas por Enrique El Mellizo, Francisco Lema "Fosforito el Viejo" y otros.
Pero fue Don Antonio Chacón quien fijó el estilo, confirió a las malagueñas su identidad actual y refundió en su repertorio todo el conjunto de ellas que por entonces se hallaba disperso, poco conocido y mal estructurado. Se conocen seis versiones distintas de malagueñas del genio jerezano; aparte nos dejó grabadas también "sus versiones" de las de La trini, El Canario y otros.


video

El vídeo que presentamos es una prueba más de la confusión que reina en el conjunto del cante flamenco en general y en el de las malagueñas en particular. El Chato de la Isla, acompañado por Paco de Antequera, canta tres estilos de malagueñas:
  • La primera "Que no me debías de conocer" y que aparece mal rotulada como media granaina es, según algunos autores, una de las versiones que Chacón dejó sobre la malagueña de La Trini.
  • La segunda "Si Dios me diera a mí el mando" es la conocida como malagueña grande de El Mellizo en la versión que transmitió Aurelio Sellés.
  • Y la tercera "Que te quise y que te quiero" es una de las versiones que se atribuyen a D. Antonio Chacón.



Después de esto está claro que nadie puede asegurar nada sobre el tema. Citando de nuevo a Enrique Morente, en la obra ya mencionada, transcribimos:

<<Me desencanta ver tanta necesidad de inventarnos autorías pasadas de cantes para resultar más sabio o más interesante. Dediqué mucho tiempo a eso y ahora ya no me interesa el cante como es ni como dicen que era. Me interesa el cante como no es.>>



Esta que ofrecemos a continuación quedó registrada y grabada como uno de los estilos de malagueña de D. Antonio Chacón; pero quien puede asegurar que no la escuchó antes de otro...




Bibliografía y Discografía:
Además del ya citado de Miguel Mora: "La voz de los Flamencos"
Manuel Rios Ruiz. "Ayer y hoy del cante flamenco". Editorial Istmo. Madrid
A. Vázquez Sola. "Caricaturas flamencas". Colección Candil. Peña Flamenca de Jaén
Don Antonio Chacón. 1913-1927: la cumbre de un maestro. Guitarra: Ramón Montoya. CD de SONIFOLK
Vídeo: Fragmento de un episodio del programa Arte y Artistas Flamencos emitido por TVE, canal Clásico.



*****

A qué niegas el delirio,
que tienes por mi persona.

Le das martirio a tu cuerpo

tú te estás matando sola
y yo pasando tormento.



lunes, 2 de febrero de 2009

ENCUENTRO

Mi amigo Manuel Rubio, del blog Tempero, me dedica una entrañable y bella entrada por haber disfrutado conociéndole a él y a su encantadora familia y haber pasado una muy agradable mañana y no por la climatología precisamente.

Como yo no sabría expresarme tan bien como él lo hace (lo mío no es escribir, sólo redactar que ya es algo) os remito a su blog pinchando aquí.

Celebremos el encuentro con esta "Milonga del forastero" por CARMEN LINARES sobre un poema de Jorge Luís Borges adaptado por la propia cantaora y acompañada a la guitarra por
Gerardo Nuñez




*****

Siempre son dos los que tallan
un propio y un forastero
siempre es de tarde y en la tarde
y está luciendo un lucero